El diseño gráfico es como la energía: ni se crea ni se destruye, sino que se transforma. Evoluciona como disciplina artística que busca renovarse en todos sus ámbitos. 2016 se presenta como un nuevo año en el que el diseño no puede permanecer ajeno a las mutaciones y va a experimentar cambios, por lo que el los profesionales del diseño deberán mantenerse atentos a las novedades para adaptarse a las nuevas tendencias del diseño gráfico para 2016. Solo así podrá enriquecer su trabajo con la idea de qué no usar, cómo innovar y ofrecer el diseño más atractivo al público.

vía Tendencias del diseño gráfico para 2016: lo que nos espera.